Consejos para tener una oficina en casa

Publicado el 17 de abril del 2020

Consejos para tener una oficina en casa

Un rincón tranquilo en casa

 Siempre que sea posible, es buscar un cuarto o rincón tranquilo. La oficina ideal se sitúa en un cuarto algo apartado donde podamos estar tranquilos y lejos del ruido habitual para que así nuestra concentración no se vea afectada. Pero como esto no siempre es posible y tu oficina quizás tenga que ir en una habitación como el salón, el dormitorio o el comedor, lo primero que debes valorar es que sea un rincón lo más tranquilo posible.

 

 

¿Es mejor en tu habitación o en la sala?, eso dependerá de nuestra rutina diaria, de cuantas personas viven en nuestro hogar, de los horarios en que estarás trabajando…piensa en todo ello con detenimiento. Teniendo en cuenta los horarios en que habitualmente usarás tu oficina, ¿cuál es la mejor zona para ubicarla? Quizás parezca obvio colocarla en el salón, pero la cocina es una zona menos frecuentada y que te dará más tranquilidad. También es importante sentirse cómodo por eso, valora todas las opciones posibles y escoge la mejor para ti.

 

Una ventana, tu mejor aliada

Si es posible sitúa tu mesa junto a una ventana de forma que puedas ver el exterior. Siempre que no sea una calle muy ruidosa nos ayudará a desarrollar la creatividad y además dispondremos de mejor luz. La iluminación es siempre muy importante a la hora de decidir ubicación. Una mejor iluminación nos ayudará a trabajar mejor, especialmente cuando hablamos de aprovechar la luz natural.

 

 

La importancia elegir una buena silla

La silla de oficina es muy importante, ya que pasaremos en ellos muchas horas sentados. Por ello es importante que sean cómodas, transpirables y se ajusten bien a nuestras necesidades. Las sillas demasiado rígidas no son beneficiosas para nuestra espalda si debemos pasar muchas horas en ellas. A pesar de que en muchas de las imágenes de oficinas en casa vemos sillas de salón te recomendamos que busques una silla de oficina si vas a pasar las suficientes horas en ella. Tu salud y tu espalda te lo agradecerán.

 

El espacio que requiere cualquier oficina

Otro punto muy importante a la hora de montar una oficina en casa es el almacenaje. Una oficina genera toda una serie de material que no querrás tener siempre por encima de la mesa, por ello es necesario incluir al menos una cajonera en la mesa de escritorio o junto a ella. Allí podrás guardar los elementos que usas a diario y que no quieres que estén por encima, así como guardar la documentación o papeles que necesites. Pero además necesitarás también estanterías o armarios para guardar otro tipo de material que puedas necesitar como libros, carpetas, archivadores, etc….

 

 

 

La iluminación juega una parte importante

La iluminación es siempre mejor si es natural. Por eso aprovecha la luz natural como te contábamos antes colocando tu mesa cerca de una ventana. Además, usa cortinas finas o semitransparentes y de colores claros que te ayuden a perder el mínimo de luz natural. La orientación de la habitación también es importante a la hora de sacarle el máximo provecho a la luz natural. Pero si no dispones de suficiente o simplemente trabajas en horas que no hay suficiente luz solar…no te olvides de las lámparas. Son un elemento muy importante para ayudarnos a trabajar mejor, con mayor energía y sin perjudicar a nuestra vista. Las lámparas tipo flexo no pueden faltar en una oficina para aportarnos la luz puntual que necesitemos. Así como una buena iluminación general.

 

 

Esperamos que estos sencillos tips ayuden al momento de montar una oficina grande o pequeña en casa, para más diseños y propuestas visita nuestro sitio web: www.kessamuebles.com

Escrito por Ana Paulina del Valle

 

   

Artículos Recientes